Temozón

Conocida desde 1665 como estancia de Don Diego de Mendoza, uno de los descendientes del conquistador Francisco de Montejo, Temozón producía ganado y maíz. Durante la segunda mitad del siglo XIX, fue rápidamente transformada en hacienda henequenera por su dueño Carlos Peón Machado. Una de las más importantes de la península, con una superficie de 6,642 hectáreas, 640 trabajadores y el equipo industrial más potente de la región, Temozón es uno de los mejores ejemplos de la prosperidad generada

 

por la producción del henequén. Sin embargo, después de la Primera Guerra Mundial, el consumo y el precio de las fibras duras sufrió una violenta caída haciendo insostenible el mantenimiento de estos inmensos conjuntos. Las reformas agrarias dictadas por los gobiernos de la Revolución redujeron todavía más la capacidad productiva de la hacienda ya que después de la restitución de tierras al pueblo de Abalá, sólo le quedaron 3291 hectáreas.  En

 

1937, la hacienda fue confiscada y finalmente restituida en 1956 a Humberto Suárez, el último dueño de la familia Peón. Después de pasar por otras manos, fue finalmente adquirida en 1996 por Grupo Plan que emprendió inmediatamente la restauración y adecuación de sus edificios y de sus jardines, ocupando un espacio de 37 hectáreas.

La Hacienda Temozón fue restaurada de modo tal, que ofrece a sus visitantes el ambiente y el estilo de la vida de fines del siglo XIX cuando alcanzó su mayor

 

prosperidad.  Todos los edificios, tanto en el exterior como en el interior, han sido cuidadosamente retocados con las técnicas y los materiales que se utilizaban entonces y pintados con pigmentos minerales rojos, amarillos y azules, utilizados en esa época. Algunos edificios todavía conservan sus pisos originales así como sus puertas y ventanas.  Las partes reconstruidas y los equipamientos modernos, diseñados especialmente para cada habitación, se adaptan al estilo del conjunto y refuerzan la atmósfera creada

 

por sus constructores iniciales. La Hacienda Temozon cuenta con 28 cuartos y suites. Se encuentra a 35 minutos del Aeropuerto de la ciudad de Mérida. Le agradeceremos siempre nos informe los detalles de su vuelo de llegada y salida con cada reservación que nos haga. Se puede arreglar su transportación por anticipado con un cargo adicional.

Hasta dos niños menores de doce años podrán compartir habitación con dos

 

adultos sin cargo adicional. Aceptaremos máximo tres adultos ó dos menores con dos adultos por habitación.

Descripción de las habitaciones: Los cuartos y suites se encuentran localizados en el edificio original, el cual ha sido completamente restaurado y adaptado a las necesidades del hotel. Todas las habitaciones tienen el nombre de su función original; por ejemplo, la farmacia, la escuela, la cocina. Todas las

 

habitaciones son amplias con aire acondicionado y espaciosos baños con modernas amenidades. Algunos cuartos y suites tienen techos hasta de 7 metros de alto. Todas las habitaciones cuentan con una hamaca para permitirle al huésped dormir al estilo Maya. La decoración interior es al estilo del siglo pasado como en los tiempos de mayor prosperidad de las Haciendas. 

 

 

Facilidades en las habitaciones:

• Aire acondicionado y abanicos de techo

• Cama king size ó dos camas dobles

• Escritorio (en todas las suites y en  algunos cuartos)

• Silla (s) para descansar ó sofá con mesa ó mesa alta con sillas de

comedor (en todas las suites y en algunos cuartos)

• Guardarropa (al menos dos por cuarto ó suite)

• Caja de seguridad

• Teléfono con acceso directo a largas distancias

• Regadera en todas las habitaciones. Tina sólo en algunos Superior rooms

• Batas de baño y cambio diario de amenidades

• Terraza con comedor (en algunas suites y en algunos cuartos) y/o sillas para tomar el sol (en algunas suites)

• Alberquita privada afuera de la habitación  (en la mayoría de las suites)

• Terraza privada ó jardín en muchos cuartos y suites

• Mini bar

Km 45 Carretera Mérida-Campeche Vía Zona Arqueológica Uxmal. Mérida, Yucatán